EL DILEMA AUSTRIACO: PATRÓN ORO O FREE BANKING, UNA CLARIFICACIÓN PSICOANALÍTICA

 

Clinton Roberto López Flores

 

 

Desde el 2008 cuándo se desato la crisis financiera en el mundo originada en la llamada crisis sub-prime de Estados Unidos la escuela austriaca de economía ha tenido una ola inesperada de popularidad que ha vuelto a traer a discusión algunas de sus propuestas sobre sistemas monetarios.

 

Es importante hacer notar que la escuela austriaca de economía no es una escuela de pensamiento absolutamente unificado sino que tiene sus variantes y diferencias. Se distinguen al menos tres corrientes: 1. Una praxeológica, apriorística y que deriva certezas de sus análisis, 2. Otra: empírica en sentido amplio, ordenes complejos,  y que deriva en posibilidades impensadas de la propia experiencia, 3. La filosóficamente más relevante: hermenéutica, con la noción de mundo (en sentido heideggeriano), y que enfatiza la región de entendimiento (mundo) en su descripción. La actualidad del mundo de pensamiento austriaco pone en des-uso aquellos elementos de unidad[1] que PetterBoettke postulaba en su introducción al ElgarCompanion to AustrianEconomics, me refiero al 1. Individualismo metodológico, 2. Subjetivismo metodológico, 3. Atención teórica al proceso y no estados de equilibrio.

 

En un mundo post-ideológico en el cual inclusive aquellas posturas post-modernas empiezan a caer en des-uso por la post-postmodernidad es muy difícil seguir manteniendo posiciones como las expuestas por Boettke  que conllevan a la afirmación de posiciones como la praxeológica (o cualquiera de las otras dos si están basadas en los elementos metodológicos como el 1 o el 2).Estas posiciones pueden ser ejemplo de lo que Husserl llamó  La crisis de la humanidad europea, o la crisis de las ciencias europeas. Husserl en 1931 nos delineaba en Praga en su famosa conferencia del mismo titulo su legado filosófico[2].

 

Probablemente hoy es mejor hablar de losdiferenciadoresdelpensamiento austriaco del pensamientomainstreamque de elementos de identidad esenciales. Es decir, la identidad austriaca como la de todo sujeto esta en función de sus diferencias no de sus elementos esenciales (porqué hasta lo más intimo viene delotro). El mismo Boettke lo señala una página antes de la ya citada. Estos diferenciadoresindican  que los pensadores de la escuela austriaca de economía habitualmente no realizan economía matemática, habitualmente sus trabajos son filosóficos,  habitualmente se enfocan en procesos dinámicos en lugar de equilibrios, y quizá lo más importante es que tratan con aspectos sociales y políticos más allá de los mercados de intercambio y producción. La unidad de pensamiento de los austriacos es mejor entendida y visible con las diferencias con los no austriacos que querer ver la unidad entre los austriacos que evidentemente es muy limitada. Este tema de la unidad y la diferencia es únicamente como introducción al problema que se desea tratar en este pequeño ensayo. A raíz de la diferencia entre austriacos se desarrolla un debate sobre el sistema monetario ideal dentro de la tradición misesiana, y las otras corrientes de pensamiento austriaco que proponen algo diferente a la tradición misesiana.

 

Por lo tanto el propósito central de este ensayo es contribuir al debate sobre cuál es el mejor sistema monetario posible explicado desde las diferencias de la escuela austriaca de economía. Lo novedoso (o inusual) de la propuesta es tratar de clarificar las diferencias no desde la perspectiva metodológica tradicional es decir la económica, o la filosofía moderna sino desde una teoría diferente: el movimiento psicoanalítico. Al final del ensayo se realizará una discusión sobre porqué utilizar el psicoanálisis para explicar esta disyuntiva de una escuela de economía.

 

Se expondrá primeramente las dos propuestas más típicas y populares dentro de la escuela austriaca de economía en cuanto a sistema monetario. Posteriormente se expondrá los elementos teóricos psicoanalíticos desde la tradición freudiana-lacaniana de psicoanálisis.

 

Teoría del Ciclo Económico Austriaco

 

Las propuestas monetarias  acerca del patrón oro, o del free banking surgen a raíz del análisis austriaco de por qué se generan las fluctuaciones económicas. Probablemente este tema teórico es el que más se reconoce a esta escuela de economía desde el mainstream. El ciclo económico para los austriacos expuesto de una forma sencilla es el siguiente: una expansión de medios de pago a través del sistema monetario por medio de crecimiento de la base monetaria,  y/o a través del multiplicador bancario provoca una reducción de la tasa de interés y una distorsión de los precios relativos. Este desorden induce a una percepción errónea de los individuos sobre la asignación de recursos y se desarrollan actividades empresariales que nunca se habrían llevado a cabo en ausencia del desorden monetario. Acontece aquello que se ha dado en llamar la mala inversión y la sobre inversión. Inversiones que al nivel actual de riqueza de la sociedad nunca se hubieran dado y es imposible que subsistan a ese nivel dado. Conforme los efectos iniciales de la inflación empiezan a desaparecer se hace evidente que los negocios emprendidos en la parte inicial de bonanza no son rentables, y que están destruyendo capital. El mercado debe ajustar la estructura de producciónintertemporal corrigiendo el nivel de inversión que representa mejor la preferencia intertemporal de la sociedad. Los periodos de bonanza y las quiebras posteriores son resultado de desordenes monetarios en general. Probablemente hasta este momento no hay diferencia en las posturas de la escuela austriaca sobre el tema[3].

 

Patrón Oro

 

La solución de Mises es básicamente eliminar el sistema monetario actual y sustituirlo por un patrón oro además de eliminar el sistema de reserva fraccionada para el sistema bancario. Según Mises esto evitaría la inducción de ciclos económicos por desordenes monetarios. De esta postura de Mises se han desprendido interpretaciones de Rothbard, y más recientemente de Jesús Huerta de Soto sobre la idealidad del patrón oro.  Para el propósito de este ensayo se tomará a Huerta de Soto en un paper reciente como ejemplo de dicha postura. Huerta inicia su paper de la siguiente manera:

 

Los teóricos de la Escuela Austriaca han realizado un considerable esfuerzo dirigido a dilucidar el sistema monetario ideal para una economía de mercado. A nivel teórico, han desarrollado toda una teoría del ciclo que explica cómo éste es generado de forma recurrente por la expansión crediticia sin respaldo de ahorro real que orquestan los bancos centrales a través de un sistema bancario que opera con reserva fraccionaria. A nivel histórico, han explicado el surgimiento evolutivo del dinero y de qué manera la intervención coactiva del Estado alentada por poderosos grupos de interés ha alejado del mercado y corrompido la evolución natural de las instituciones bancarias[4].

Los énfasis son míos y serán relevante en algún momento dentro del texto. Para iniciar esta exposición del patrón oro es importante señalar el primer énfasis: los teóricos de la escuela austriaca han realizado un considerable esfuerzo a dilucidar el sistema monetario ideal” aunque la interpretación que se hará sobre este tema necesita inevitablemente una investigación más profunda, pero, por el alcance del paper se harán ciertas suposiciones basadas en investigaciones anteriores[5]. Huerta de Soto hace una presuposición de que la Escuela Austriaca  busca elementos ideales suponiendo que la tradición austriaca ha tenido una evolución líneal directa de Menger, pasando a Mises, Rothbard y Hayek. Si bien es cierto que las leyes exactas de Menger podrían tener una interpretación plausible dentro del sistema praxeológico de Mises y posteriormente de Rothbard pensar en ideales en el pensamiento hayekiano es una interpretación menos plausible[6]. El primer problema de la propuesta de Huerta de Soto es que el sistema monetario propuesto es ideal y por lo tanto imaginario. Esto tiene consecuencias importantes a nivel psicoanalítico en el discurso. Menger tiene muy claro que los análisis imaginarios no son empíricos. El segundo énfasis es: “(…) han desarrollado toda una teoría del ciclo que explica cómo éste es generado de forma recurrente por la expansión crediticia sin respaldo de ahorro real que orquestan los bancos centrales a través de un sistema bancario que opera con reserva fraccionaria” para Mises y Huerta (Hayekestá de acuerdo con la teoría general del ciclo hay una referencia directa a Mises en Can WeStillAvoidInflation?[7]) existe una relación directa de significación entre la siguiente triadaun trabajo realizado-consumo post puesto-bien realizable (oro).Es decir, no se considera la moneda como un elemento significante (entendido como se entiende la idea de significante en Saussure) sino referencia univoca en esta triada. Es decir, psicoanalíticamente esta posición nos lleva a una imposición de realidad-imaginaria. Esta realidad imaginaria lleva a propuestas como la siguiente para detener los constantes ciclos económicos:

Se hace imprescindible pues, un profundo rediseño del sistema financiero y monetario mundial, que solucione de raíz la fuente de los problemas que nos aquejan y que debe fundamentarse en las tres reformas siguientes: (a) el restablecimiento del coeficiente de caja del 100 por cien como principio esencial del derecho de propiedad privada en relación con todo depósito a la vista de dinero y sus equivalentes; (b) la abolición de todos los bancos centrales, innecesarios como prestamistas de última instancia si se cumpliera la reforma (a) anterior, y que como verdaderos órganos de planificación central financiera son una fuente continua de inestabilidad, debiendo desaparecer también las leyes de curso forzoso y la siempre cambiante maraña de regulación administrativa que de ellos deriva; y (c) la vuelta al patrón oro clásico, como único patrón monetario mundial que proporcionaría una base monetaria no manipulable por los poderes públicos y capaz de encorsetar y disciplinar las ansias inflacionistas de los diferentes agentes sociales[8].

Desde una perspectiva hermenéutica (derivado del mundo de vida que constituye un horizonte simbólico enraizado en la vivencia intersubjetiva y epocal) las propuestas anteriores son impensables. No por ser imposibles, sino, porque están desvinculadas del horizonte vivencial contemporáneo. Aun estando de acuerdo con la propuesta (b) los componentes de la propuesta (a) y (c) la hacen simbólicamente imposible lo cual significa: incomprensible, es decir vinculado a lo real (entendido en sentido psicoanalítico). Se dirá aquí que lo real[9] en sentido psicoanalítico es aquello que está más allá de lo simbólicoe imaginario y por lo tanto incomprensible  en el horizonte del significante.

Free Banking como opción:

A partir del libro de Hayek de la Desnacionalización del Dinero se re-populariza la idea del Free Banking. Algunas experiencias históricas interpretadas desde nuestro mundo nos indican que funcionaban con cierto éxito.  De hecho el autor de este texto labora desde hace una década en una institución financiera que data de 1881 en Guatemala, y que en sus inicios emitía papel moneda. Claro, en el principio del siglo XX se volvió el Quetzal la moneda de curso forzoso y el Gobierno ha tenido desde entonces el monopolio de emisión de moneda. El Free Banking propone un sistema monetario no regulado por un ente estatal, sino, auto regulado por el mercado. Kevin Dowd dice:

A banking system is free when it is unregulated. A free baking system has no central bank or other monetary authority such as government, deposit insurance agency, it has no legislated currency monopoly, and Banks are free to do as they wish only to the normal laws of contract. There are consequently no reserve or capital adequacy requirements, no interest rate ceilings and no restriction on the types of loan that Banks can make[10].

Importante notar que la posición del patrón oro es imponer por el efecto real del oro (como bien realizable y finito) imposiciones que institucionalmente serían deseables a un banco central. Pero, esta imposición del patrón oro  va más allá, es una limitación al horizonte de significación a través de la moneda. Porque el oro se presupone sólo puede significar en un sentido univoco. El Free Bankinges absolutamente diferente, propone, en lugar de restricciones por medio de la imposición de una realidad-imaginada y de significación univoca una posición que podríamos llamar endlesspossibilities (por decirlo como Husserl en su Formal and Transcendental Logic) o es decir tantas posibilidades como la experiencia lo permita. En otras palabras se vincula a un mundo compartido, dónde la vinculación se da por el horizonte simbólico a través del significante. Esto  permite la puesta a disposición de los endlessmode of consciousnes y por lo tanto de diferentes significaciones que además potencializa lo que Hayek llamaría la evolución de los órdenes sociales extensos. En otras palabras diferentes monedas (sin consistencia esencial) con el único fundamento de la diferencia entre ellas implica poner a través de la moneda un horizonte compartido de experiencias económicas a través del significante.

Elementos psicoanalíticos para la discusión: el psicoanálisis puede ser entendido desde muchas perspectivas. Pero, definirlo, tal como tradicionalmente se exponen va encontra del propio psicoanálisis. Siguiendo la interpretación del Ser en Heidegger la definición implica un cierre de posibilidades y por lo tanto es un símil a la muerte. Con esta salvedad podemos decir que el psicoanálisis es una corriente de pensamiento que se inicio como una terapia psíquica y paulatinamente se fue ampliando hacia análisis sociales. El propio Freud inicia con la publicación de los famosos Casos de Histeria, y ya en sus trabajos tardíos como El Malestar en la Cultura, o Psicologías de lasMasas y el análisis del yo, hay una aplicación del sentido psicoanalítico hacia los fenómenos sociales. Este giro (por llamarlo de alguna forma) probablemente vinculado (incluso inconscientemente ) a la disolución del sujeto cartesiano que concluye con un sujeto en psicoanálisis que se constituye como diría Lacan a partir siempre del deseo del otro.

El psicoanálisis desarrolla lo que se conoce como estructuras psíquicas para explicar la diversidad psíquica de los sujetos, y tratar de comprender aquello que en el psicoanálisis se le conoce como estrategia inconsciente de deseo. Estas estructuras psíquicas son capaces de agrupar la diversidad a través de las diferencias entre estructuras (Al estilo de lo que se hizo con la escuela austriaca y sus manifestaciones). Es decir, permite cierta unidad para comprender la estrategia inconsciente de deseo del sujeto pero reconociendo  la diversidad,  en diferencia con otras estructuras psíquicas. Se conocen la estructura neurótica, la psicótica, la perversa, y algunos habla de una estructura fóbica (a partir del caso Juanito de Freud y que posteriormente Lacan re elabora). Para lo que interesa en este ensayo, la estructura neurótica se caracteriza por la perdida del goce, la introducción del significante de forma primordial en su estructura psíquica que divide al sujeto, y por lo tanto se produce el mundo de la fantasía como subproducto de ese proceso de inscripción del significante (mundo simbólico) en la psique del sujeto. Este es el punto capital porque permite entender la esencia de la experiencia en términos de las variaciones eidéticas posibles imaginadas y por lo tanto la esencia es unidad de sentido derivado de la experiencia de vida pero jamás fija o inamovible sino dependiendo enteramente de la experiencia en sentido amplio. La forma típica de constituir nuestra realidad es a través de la fantasía (para el neurótico su fantasía es la realidad, acotada por lo simbólico). Dicho propiamente la realidad está constituida de forma simbólica-imaginaria. Por lo tanto, el free banking se adapta a nuestra forma habitual de existencia y no es impensable. El patrón oro pretende establecer un límite real a la imaginación y por lo tanto a las posibilidades reales de la economía. Es decir, imponer una forma de imaginar al mundo y acotar las endlesspossibilites derivadas de la experiencia, en otras palabras: un delirio.

En la psicosis - como contraste y diferencia a la neurosis - el resultado en el sujeto de la ausencia del significante inscrito como metáfora paterna que concluye con un sujeto atrapado en el goce sin la posibilidad de la fantasía y de los equívocos (múltiples significaciones del significante) y por lo tanto atrapados en la certeza, sin la posibilidad de la fantasía y de la duda. Fink lo dice de la siguientemanera:

Neurosis can, of course, be characterized in many ways. In distinction to psychosis, it implies the instating of paternal function, the assimilation of essential structure of language, the primacy of doubt over certainty, considerable inhibition of the drives as opposed to their uninhibited enactment, the tendency to find more pleasure in fantasy than in direct sexual contact, the mechanism of repression as opposed to foreclosure, the repressed from within, as it were, in the form of Freudian slips, bungled actions, and symptoms, - the list goes on and on[11].

 

Con estos breves elementos (por el alcance del paper) podemos ver que a diferencia de la propuesta del patrón oro que tiene una suposición de significación univoca entre trabajo realizado-consumo post puesto-bien realizable (oro)y por lo tanto no existe la posibilidad de múltiples significaciones,  la duda y la posibilidad. Esa posibilidad de la duda, y la múltiple significación abre la puerta en la economía a la diversidad, la evolución, y la constitución (al estilo Husserl) del mundo. En otras palabras la propuesta del free bankingestá vinculada a la idea de múltiples posibilidades de constitución[12] de riqueza – la no dicotomía entre consumo y postponer consumo –elemento significante en la economía (cualquier moneda emitida por cualquiera, en cualquier cantidad) esta posición es absolutamente abierta, flexible y dentro del mundo de la posibilidad sin estar atado a un fundamento (el oro). La economía al ser parte del mundo de vida y no tener una existencia imaginara fuera del horizonte simbólico hace posible trabajar en un cierto margen imaginario (si me perdonan aquí se encuentra la genialidad de Keynes) con los límites de lo simbólico.

En la psicosis, en contra posición, no existen múltiples posibilidades, el mundo del psicótico está atrapado entre lo real (en sentido psicoanalítico) y lo imaginario (un delirio desvinculado del otro) que no tiene delimitación simbólica.  Se utilizará una metáfora para explicar la diferencia entre la psicosis y la neurosis para entender definitivamente la diferencia entre el patrón oro y el free banking. Existe una religión desarrollada en Estados Unidos a finales del siglo XIX. Esta religión es sabatista y su característica especial es que defienden a ultranza la observancia de descansar el 7mo día, para ellos el día sábado.  Ellos defienden que no es lo mismo descansar sábado que domingo, o lunes u otro día. Al ser cuestionados sobre el significante (el nombre) del día, y que todos los días son iguales, excepto que una ley simbólica lo sanciona ellos replican: si se hiciera una cuenta regresiva a lo largo de la historia el sábado actual coincide de 7 en 7 hasta el sábado en que Dios descanso en el primer 7mo día. Este es un pensamiento psicótico típico que se encuentra desvinculado de la realidad simbólica y además considera que los días tienen algo que los hace ser lunes, o martes, o miércoles o sábado en sí mismo. La idea del significante es que una palabra cualquiera simplemente diferenciada de otra por su sonido, o escritura se utiliza para significar un acuerdo simbólico. Dentro de un discurso neurótico podríamos descansar cualquier día porque cualquier día generaría una duda de si es El día. O mas bien, los días son no esencialistas y cualquier día que designemos como 7mo día, ese será el 7mo día.

Esto es exactamente lo mismo que pasa con el patrón oro, no existe nada (esencialmente) en el oro que lo haga ser una moneda ideal. (Dentro del pensamiento neurótico). Es decir, los argumentos que se utilizan sobre la demanda industrial, sobre la escasez del bien son absolutamente arbitrarios en relación al mundo de vida. Si en el mundo de vida resultará que el oro no es un bien deseable incluso lo que llaman escasez de ese bien sería una abundancia histórica. La psicosis elimina la posibilidad de enrolarse con nuevos discursos; en lo más básico, impide que una palabra sea un significante. Por esto es como establecer una camisa de fuerza en el sujeto y lo atrapa en un delirio insoportable.

El discurso del patrón oro parece tener elementos psicóticos delirantes y parecieran estar atrapados en un mundo de significación univoco y lineal. Esto implica, certeza (la requerida por el análisis praxeológico) y por lo tanto no hay lugar para las posibilidades. En filosofía esto se conoce como una actitud fundamentalista (en el fondo no es diferente a un fundamentalismo religioso). El discurso del freebanking pareciera ser un discurso neurótico y por lo tanto inscrito dentro de un horizonte simbólico de significantes dónde todas las relaciones de significación son no esencialistas y por lo tanto esta vinculado a múltiples posibilidades. En este horizonte no hay certeza, sólo posibles modos de vivir. 

No es pretensión de este pequeño documento descartar, u obtener la propuesta definitiva de un sistema monetario. Únicamente contribuir al debate desde otra perspectiva. El dinero entendido como significante es un posibilitador de posibilidades del mundo. El dinero no es neutro¡! Perfecto. Esto permite que el mundo continúe constituyéndose todo el tiempo sin estar atrapados a una imposición de sentido… entiéndase el oro.

¿Por qué desde el psicoanálisis? Simple: una discusión desde el psicoanálisis amplia el ámbito de discusión y el horizonte de entendimiento de estas posturas.

P.S. Lo delineado aquí no tiene nada que ver con los autores de los discursos, sino con la forma que toma en la práctica.



[1]De acuerdo con Boettke estos elementos metodológicos de unidad que les permiten denominarse Escuela de Pensamiento a pesar de su diversidad responde a que la economía debe de dirigirse primero: hacer entendible en términos de acción humana (en el sentido de Mises, aunque no lo aclara) y segundo rastrear las consecuencias no intencionadas de las acciones de los individuos. Peter Boettke, Editor, The Elgar Companion to Austrian Economics, (Northampton: Edwar Elgar Publishing, 1994)., p., 3

[2]Husserl en la conferencia de Praga de 1931 denuncia lo que se ha dado en llamar en el mundo académico como la Crisis. La crisis consiste básicamente en una desvinculación de la ciencia del  mundo de vida que entre otros problemas agobia a los individuos con tareas infinitas sin sentido, o peor aún, buscar el sentido en los objetos. Ejemplo de este agobio podría ser Hank Rearden y su relación pulsional con su metal milagroso en la obra de Aynd Rand, La Rebelión de Atlas.

[3]Tanto Mises como Hayek atribuyen parte de la responsabilidad de la inflación a la creación de notas bancarias,  la generación de créditos y apertura de cuentas bancarias por la multiplicación del dinero. VerporejemploCan We Still Avoid Inflation?de F.A. Hayek, y The Austrian Theory of Trade Cycle de L.v. Mises. Ambos compilados en The AustrianTheory of TradeCycle.

[4]Jesús Huerta de Soto, En defensa del Euro: Un enfoque austriaco (Una crítica al B.C.E. y al intervensionismo de Bruselas)., p., 1.

[5]Ver por ejemplo: Clynton R. López, Crítica a la Razón Pura Económica, (Guatemala: Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Francisco Marroquín, 2001) en Laissez Faire No.16 http://laissezfaire.ufm.edu/index.php?title=Laissezfaire16_7.pdf

yver también: Una crítica kantiana a la economía convencional, http://paginas.ufm.edu/clyntonr/Tesis%20Clynton%20R.%20Lopez%20Una%20critica%20kantiana%20a%20la%20econom%C3%ADa%20convencional.pdf

[6]Es importante recordar que en el Método de las Ciencias Sociales de Menger, los elementos ideales no tienen necesariamente existencia empírica. Es decir, su estatus ontológico es ideal y no empírico.  En Hayek desde su Obra SensoryOrdery su obra en Contexto con su teoría de ordenes complejos la mente humana es únicamente una reproducción micro-cósmica del cosmos en el cuál esta arrojada. Es decir, los posibles ideales hayekianos son resultado directo de la experiencia en sentido amplio. Todos recordarán que en Menger los elementos ideales no deben de ser mezclados con los empíricos porque son de naturaleza diferente. En Mises, todos recordarán la discusión en la Acción Humana dónde las categorías de acción son a priori, y que la historia únicamente ilustra algo que ya sabíamos a priori.

[7]En este paper el problema de la inflación más que no representar el ahorro real es un problema de ampliar las posibilidades de significación del sistema de precios hacía una alocación de recursos dónde quién sabe si es lo que las personas desearían.

[8] Jesús Huerta de Soto, Idem. 

[9] Importante aquí señalar que en la obra de Lacan existe lo que se conoce como la tópica lacaniana que sencillamente expuesto nos indica que para significar, o que el aparato psíquico humano funciona de acuerdo a  tres registros: 1. Simbólico 2. Imaginario y otro 3. Real. 

[10] Kevin Dowd, Free Banking, en ElgarCompanion to AustrianEconomics, Op. Cit., p., 408.

[11]Bruce Fink, A Clinical introduction to Lacanian Psychoanalysis: Theory and Technique, (Cambridge: Harvard University Press, 1999)., p., 112 el enfasisesmio.

[12]Cuándo se habla de múltiples formas de constitución se referencia a aquella cita de Husserl de Formal And Transcendental Logic dónde indica que existen Endlessmode of consciousness y que todas ellas son intencionales. Esto está mediado por el mundo constituido intersubjetivamente.